Pre Loader
Top

COMO CONTROLAR LA ANSIEDAD EN UN PROCESO DE SELECCIÓN

COMO CONTROLAR LA ANSIEDAD EN UN PROCESO DE SELECCIÓN

Puede que pienses que los procesos de selección son lo peor, estos consejos cambiarán tu forma de verlos.

A diario, las personas se presentan a una, dos o hasta tres procesos de selección, compitiendo así con otros por el puesto soñado. ¿A quién no le ha pasado que cuando está rumbo a, o cuando ya llegó a la entrevista, le da ganas de darse media vuelta y retirarse por MIEDO A…? Bueno, te queremos decir que, si te ha pasado o te está pasando y te da vergüenza reconocerlo, no tienes por qué, pues al 99.1% de las personas les pasó alguna vez en sus vidas.


Es por eso que si actualmente estás participando de un proceso de selección o tienes una entrevista que pueda causarte ansiedad, te invito a tomar en cuenta estas pautas para ganarle a la ansiedad y apropiarte mejor de tus emociones, reconociéndolas y controlándolas:

RECONOCE LA ANSIEDAD: Es inevitable que cuando nos enfrentamos a una entrevista de trabajo, suframos algo de ansiedad. Unos días antes o un día antes recibimos esa llamada que con dedos cruzados esperábamos que se diese, y así fue. Ahora llegan las entrevistas, esas donde debemos competir con otros candidatos y demostrar por qué esta empresa nos debe elegir a nosotros y, claro, sentir ansiedad es muy normal ante estas situaciones, no tienes por qué ocultarlo. Es por eso que te invito a que sin temor y con naturalidad, aceptes que estás ansiosa(o). Las emociones son parte natural de nuestro ser, no tienes por qué ocultar lo evidente, nadie te va a juzgar. Así como tú, los otros candidatos también tienen nervios y ansiedad, la única diferencia es que algunos lo hacen más notorio y a otros les cuesta mostrar sus emociones.

RESPIRA: La relajación va a de la mano con la respiración. Basta observar lo diferente que es la respiración de una persona cuando está tranquila a cuando está nerviosa. Es por eso que, aunque al principio no lo veas necesario, respirar te puede ayudar de diferentes formas. Si no sabes cómo hacerlo, puedes recurrir a sitios de internet que te enseñan como tener una buena respiración, verás que esto te ayudará a centrarte en la entrevista y te hará sentir mejor.

HABLA SOBRE TUS EMOCIONES: Decir cómo te sientes te quitará un gran peso de encima. Conversa con personas de confianza y suéltalo todo. Un plus que te dará hablar de tus emociones, es que estas personas te puedan dar un consejo o una idea para tener una excelente entrevista de trabajo.

MENTE OPTIMISTA: Es probable que al ver a tantas personas en un proceso de selección te intimides. Si eres de las que no, te felicito. Sin embargo, algunas personas creen que esto es un obstáculo y ya se sienten por vencidas, y es al contrario. Por tu lado, tú siéntete una persona ganadora, piensa en ti y enfócate solo en ti.

Esperamos que te hayan sido útiles estos consejos. Las entrevistas no te comerán, ¡tú cómetelas!