Pre Loader
Top

MI CONTRATO DE TRABAJO

MI CONTRATO DE TRABAJO

Detente unos minutos y conoce los tipos de contratos que el mercado te ofrece.

Antes de firmar un contrato laboral es bueno que los trabajadores sepan el tipo de vínculo que tendrán con su futuro empleador.

El empleado bajo este tipo de contrato goza de todos los beneficios laborales que brinda la ley peruana; es decir, CTS, asignación familiar, gratificaciones, vacaciones, seguro social, entre otros. ¿Pero, en pocas palabras, qué es un contrato? Por el contrato de trabajo, el trabajador se obliga a prestar personalmente servicios para un  empleador, bajo su subordinación, a cambio de una remuneración.

Según la ley general del trabajo, el artículo 19, comenta que existen distintas clases de contrato. A continuación veremos algunos de ellos: El contrato por necesidades coyunturales del mercado:

Este tiene la finalidad de atender incrementos coyunturales de la actividad de la empresa, originados por variaciones sustanciales de la DEMANDA en el mercado las cuales no pueden ser satisfechas con personal permanente, aun cuando se trate de labores que formen parte de la actividad ordinaria de la empresa. Estos contratos pueden ser renovados sucesivamente hasta un plazo máximo de cinco (05) años.

Contrato ocasional: Es celebrado entre un empleador y un trabajador para atender necesidades TRANSITORIAS distintas a la actividad habitual del centro de trabajo. Su duración máxima es de seis (6) meses al año, salvo que la causa que lo origine sea el caso fortuito o la fuerza mayor.

Contrato de suplencia: Tiene el objetivo de SUSTITUIR a un trabajador estable y/o contratado de la empresa, cuyo vínculo laboral se encuentra suspendido por alguna causa justificada. Esta modalidad también procede para cubrir el puesto de un trabajador desplazado para reemplazar a otro. Su plazo máximo es de (3) meses.

Contrato de trabajo a tiempo parcial: Por el contrato de trabajo a tiempo parcial el trabajador se obliga a prestar servicios en una jornada de trabajo inferior a (4) horas diarias o a (24) horas semanales. En base a su duración, puede celebrarse por tiempo indeterminado sin limitación alguna o por tiempo determinado.

Contrato de trabajo a domicilio: El trabajador se obliga a ejecutar su prestación en su domicilio o en el lugar que LIBREMENTE DESIGNE, sin supervisión directa e inmediata de uno o más empleadores. Este tiene la facultad de establecer las regulaciones de la metodología y técnica del trabajo a realizarse.

Contrato de trabajo de extranjeros: Esta señala que los empleadores sólo podrán contratar personal extranjero en una proporción que no puede EXCEDER del veinte por ciento (20%) del número total de los trabajadores que les prestan servicios. Y las remuneraciones que individual o conjuntamente perciban los trabajadores extranjeros que laboran para el mismo empleador, no podrá exceder del treinta por ciento (30%) del monto total de la planilla de remuneraciones.

Contrato de inicio o incremento de nueva actividad: Se entiende como nueva actividad, tanto el inicio de la actividad productiva, como la posterior instalación o apertura de nuevos establecimientos o mercados, así como el inicio de nuevas actividades o el incremento de las ya existentes dentro de la misma empresa. Cabe señalar que su duración máxima es de (3) años.

Recuerda que firmar contratos laborales legalmente, evita malentendidos y proporciona a ambas partes claridad absoluta acerca de sus responsabilidades y derechos. No dejes que la informalidad de los contratos se convierta en un dolor de cabeza: valora la tranquilidad de saber que todo está en orden.

Fuente: http://www4.congreso.gob.pe/comisiones/2006/trabajo/ley-general/texto.pdf